21.3.15

Ha llegado el tiempo



Este blog que arrancó hace dos años, echa el cierre, y lo hace porque un nuevo blog nace también ahora mismo. Un cierre que vivo alegre y agradecido por la increíble información compartida y por los muchos corazones sincronizados; un cierre sin nostalgia de ningún tipo porque el nuevo blog va a suponer continuidad y contenidos renovados.

No es mala costumbre ésta de inaugurar un nuevo blog cuando se presenta un nuevo libro, creo que es bueno ir transformándose y no estar demasiado atado a las cosas. A partir de este momento estáis convocados a visitar el nuevo blog que en esta ocasión se tiñe de verde. Verde Esperanza.

"Raúl, ¿por qué escribes la mayor parte de los días y lo publicas en un medio electrónico?", me han preguntado hace unos días. "Lo hago porque creo que ha llegado el tiempo de que el mundo se convierta en una única raza humana; para que el mundo pueda estar de verdad unido es necesario que todos tomemos conciencia. ¿Conciencia de qué? Conciencia de la Vida. Fascinante tarea, os lo aseguro".

Gracias a todos vosotros por vuestro apoyo y por vuestra amistad.

Un Solo Amor...para una Vida Nueva.



18.3.15

Falta un día



Falta un día para la primera presentación pública del nuevo libro titulado “Amor a la Vida”.

La presentación será justo después de hoy viernes día 20 y del eclipse que va a marcar una nueva puerta de entrada para esta profunda transformación que estamos viviendo y que aún viviremos de forma más intensa en los meses que se avecinan. El eclipse de mañana no será nada si lo comparamos con el evento cósmico que se anuncia para el próximo 24 de agosto, un 'eclipse galáctico' de proporciones aún desconocidas.

A mediados de febrero 'llegó la información' de que entre el 6 de marzo y el 6 de septiembre de este 2015 se darán a conocer 'informaciones' que cambiarán para siempre la vida del ser humano que vive sobre la Tierra; cambios que sin duda van a ser para bien, lo digo sobre todo por los amigos que llevan inoculada la enfermedad del pesimismo apocalíptico, un pesimismo que les impide ver más allá de la demencial vida cotidiana a la que nos someten las élites que aún nos esclavizan. ¿Qué 'anuncios' pueden ser esos? Muy posiblemente serán dos que están íntimamente unidos: por un lado el anuncio de la realidad extraterrestre, y por otro el anuncio de la liberalización de las energías libres. No hay que olvidar que hay un lugar en el Planeta (aún secreto) donde hay ya contruída una torre de energía que puede suministrar energía inalámbrica -infinita y gratuita- a toda la humanidad (la famosa torre de Tesla).


Lo que ahora llega no va a tener tanto contenido 'esotérico' como contenido 'práctico' que ayude a resolver los graves problemas que ahora estamos viviendo. 

Pocas veces hemos esperado la llegada de la primavera como esta vez. Hace unos días me pareció que la palabra 'primavera' quiere significar "la primera verdad" (prima-vera). 

En esa primera Verdad.

En este compromiso de Amor.


Que esta bella música nos acompañe, que sintamos el latido de la Tierra con toda su fuerza, justo en la antesala de este inmenso parto planetario.






14.3.15

Camino de una relación verdadera



Esto lo hemos hemos podido haber oído alguna vez, incluso puede que lo hayamos vivido alguno de nosotros en nuestras propias carnes. Me pongo guantes de cirujano porque esta vez la precisión con las palabras ha de ser máxima. 

"Me siento muy feliz porque he conseguido los objetivos que me había trazado hace años: vivo con una hermosa mujer, tengo hijos sanos e inteligentes, ando bien de dinero y he podido comprar la casa de mis sueños..." 


¿A que lo hemos escuchado alguna vez? A buen seguro que sí. Pero resulta que poco a poco todos esos ‘objetos y objetivos’ se empiezan a desdibujar: te acabas separando de esa hermosa mujer, apenas tienes dinero para vivir, casi no ves a tus hijos, pierdes la casa y además tu propia salud se resiente, por si esto fuera poco apenas encuentras sentido a la vida y pasas la mayor parte del tiempo envuelto en una gran tristeza.

Transcurren unos cuantos años y de nuevo consigues remontar el vuelo; otra vez comienzas a fijarte nuevos 'objetivos': otra mujer, otra casa, más dinero, puede que nuevos hijos… Hasta que un día te das cuenta de que estás metido en un círculo vicioso del que nunca vas a poder salir. Entonces te planteas que necesitas saber de verdad quién eres, conocerte a fondo; descubres que a menos que cambies -y ahora ese cambio ha de ser muy profundo- no saldrás nunca de esa rueda que no para de girar; para acabar con esa rueda y con ese miedo permanente a no poder alcanzar 'los objetivos' que tu mente proyecta, te das cuenta de que es preciso vivir sin deseos de ningún tipo; para vivir sin deseos es necesario borrar todos los objetos y todos los objetivos que están situados en el exterior; al borrar esos objetos y los objetivos que se sitúan fuera, necesariamente has de volver la mirada hacia dentro, hacia ti, hacia ese corazón que clama por ser conocido y reconocido de una vez por todas. Volver la mirada hacia dentro trae consigo vivir sin las emociones que engañan y arrastran, lo mismo que vivir sin las ideas que atan y esclavizan. 

Cuando comprendes eso en profundidad desaparecen los sentidos, desaparece la mente, sólo queda el amor porque cuando todo desaparece solamente el amor permanece.

Una verdadera relación no sería otra cosa que ‘adentrarse’ en ‘algo’ por completo desconocido, porque si en una relación vas buscando algo concreto como pueda ser la seguridad, el sexo o el dinero -todos 'objetos' externos- entonces no va a ser posible una relación verdadera.

En una verdadera relación no puede haber imágenes de 'amados' ni imágenes de 'amantes', en una verdadera relación sólo existe el amor.





La Presencia es antes que la consciencia



* Nunca nadie ha hecho nada.

* Nunca hay ningún tiempo futuro.

* No hay nada de lo que alegrarse, tampoco hay nada por lo que entristecerse.

* Hay mucha diferencia entre vivir sin esfuerzo a notar que aún faltan muchas cosas por hacer, lo suyo es vivir ya sin ningún esfuerzo.

* Una existencia que no vive iluminada por la luz del conocimiento interior es una vida superficial.

* Todo papel que aquí interpretamos es una ficción, lo que no es una ficción es nuestro ser real.

* Hartos de ir de religión en religión, de maestro en maestro, en un momento dado uno se para y dice: “En realidad no hay nada que hacer”. Es justo en ese momento cuando irrumpe en nosotros la libertad.

* La mayoría de los misioneros son en realidad perturbadores que hablan cuando no tienen que hablar ya que la divinidad se manifiesta potencialmente siempre y en toda condición.

* A veces la crueldad es la bondad última.

* Aunque cada uno de nosotros somos el centro de nuestro mundo, no podemos vernos a nosotros mismos. El ojo mira lo que ve pero no puede verse a sí mismo.

* La Presencia es antes que la consciencia.

* Nada es una cuestión de tiempo pues en este momento uno lo es ya todo.

* Cuando alguien dice “soy católico” o “soy judío”, lo único que podemos ver es que se trata de seres condicionados.



Extraordinarias frases que he ido entresacando de una entrevista con Mark West (Mark West: “Encuentros con Nisargadatta”). Sus palabras tienen mucha verdad y contienen una gran libertad, realmente hay muy pocas personas que se expresen así.



13.3.15

De la ebriedad a la sobriedad



Ha vuelto a salir el suicidio en esta última temporada. Conocidos y familiares de amigos míos se han suicidado, alguien lejano que uno conocía también ha muerto de esa manera. La verdad es que sigue dando pánico el suicidio. El suicidio da tanto miedo porque la muerte nos sigue causando terror. La muerte nos da pavor porque no comprendemos la vida. Como tenemos miedo a vivir es imposible que comprendamos algunas cosas. Y sin embargo todos nos hemos de suicidar. ¡Pero Raúl, qué estás diciendo! ¿Todos nos hemos de suicidar? Sí, lo digo y lo repito: hemos de suicidarnos, y mejor pronto que tarde. Quiero decir, entendedme bien, que hasta que no matemos el binomio “buscar el placer y huir del dolor”, hasta que no acabemos con el “sin ti no soy nada”, hasta que no acabemos con tantas y tantas cosas de la mente que nos tienen atrapados, no viviremos de verdad, no viviremos en la verdad. Para que nazca el hombre nuevo, el viejo hombre tiene que suicidarse.  Sabrás que se ha suicidado en ti el hombre viejo cuando veas que brota el silencio desde lo más profundo de tu corazón.

La vida es una borrachera para los ojos y para los sentidos, una borrachera que en realidad no conduce a ninguna parte; si no consigues salir de ese estado de ebriedad no conseguirás contactar con lo más sagrado que hay en ti.

¿Qué es lo que el borracho bebe? El borracho espiritual ha bebido y bebe principalmente de dos tipos de vino: por un lado ha bebido (vivido) locuras mentales, de otro ha bebido (vivido) excesos emocionales.

Hasta que no estés vivo y muerto a la vez, no sabrás lo que es de verdad la vida.

Deja de ser un borracho en las cubas de tu mente y hazte de verdad un hombre sobrio. Quien vuelve a la inocencia primigenia vuelve a la sobriedad. Vuelve a la inocencia quien consigue lavar sus ropas viejas. ¿Cómo se lavan esas viejas ropas? Dando fuerte con el estropajo a las falsas ideas y proyecciones, a las falsas apariencias, frotando con jabón todo tipo de creencia, poniendo en lejía toda emoción negativa. Puedes escribir en un papel en letras doradas: No haré daño nunca a nadie, tampoco a mí mismo. Ni mentiré ni robaré, rechazaré cualquier borrachera provocada por el exceso de bienes materiales, sean del tipo que sean; me situaré siempre lejos de cualquier tipo de egoísmo; ayudaré a los demás y cantaré siempre la canción de la esperanza.

La sobriedad no es otra cosa que la paz de la mente y del corazón.

Paradójicamente, la verdadera sobriedad no sería otra cosa que estar borrachos de Dios, que significa estar borrachos de Amor a la Vida.




Hace unos días, junto a la casa en la que vivo, y en una vieja puerta de madera, se proyectó este sol rojo a última hora de la tarde, un precioso vino de bodega... ¡rojo de sangre!




12.3.15

Reiniciar el sistema



El último informe de Ben Fulford coincide con lo que muchos analistas están apuntando y con lo que muchos sentimos en nuestro fuero interno: o hay un rápido reinicio del sistema (condonación general de deudas) o habrá un serio colapso económico, hambrunas por todo el mundo, guerras civiles y un largo etcétera. Si el sistema fuera reiniciado en los próximos meses, los niveles de vida en el mundo podrían duplicarse en un año.

¿Por qué es necesario un reinicio del sistema? Por muchas razones, pero las principales son éstas: al menos 9 países tienen deuda-PIB por encima del 300%, entre ellos España; y la friolera de 39 países tienen relación deuda-PIB de más del 100%.

España tiene una deuda que no puede asumir. Los españoles tenemos una deuda total de 300.000 millones de euros, es decir una deuda completamente impagable, una deuda que en realidad tienen los bancos, de ahí que sepamos ya que el sistema está quebrado y que no podrá volver a respirar a menos que haya un reinicio. ¿Por qué no dejan caer a ningún banco? Porque si un banco grande cae se descubre toda la mentira.

La mayoría de nosotros estamos ‘gastando’ nuestra vida trabajando para otros. No nos gusta pensar que somos esclavos pero es que realmente lo somos, y lo somos porque el prestatario es el esclavo del prestamista.




En la imagen el actor Wesley Snipes en un fotograma de Gallowwalkers (“Cazador de demonios”).




11.3.15

Once años del once de marzo




Once años ya del once de marzo.

Echaron tierra jurídica (un juicio vergonzoso) y echaron tierra periodística (acallaron las voces que había que hacer callar) sobre lo que ese día ocurrió, pero la verdad sigue enseñando sus dientes, unos dientes cada vez más afilados.

Aquí el apunte publicado hace un año.

Hay muchas preguntas que aún no han sido respondidas.

Como está ocurriendo con el 11-S, la tecnología militar por satélite de la que disponen algunos países, acabará por dar a conocer la verdad; si esta tecnología militar no resultara del todo efectiva, una ultratecnología que viene de camino lo hará posible. Ahora ya da igual el tiempo que se tarde. La verdad está siempre del lado de los que hacen las cosas con un corazón limpio.



En el recuerdo fiel de todos los inocentes que murieron ese día.